martes, 10 de julio de 2012


DESACUERDOS APIALES :

BODAS TWITEADAS  La pseudo intelectualidad no es un camino de rosas, se llora bastante y se sufre con el mal gusto ajeno

. La diferencia entre una boda elegante y una ordinaria es que el protagonista de la segunda suele luchar denodadamente por adquirir el protagonismo de la ceremonia. A veces es la novia quién urde un plan para sorprender a todo el mundo y rompe a cantar en plena Iglesia. Si la familia política de la espontánea tiene dos dedos de frente la odiaran para siempre. Todas estas individuas llevan una Carla Bruni dentro y fantasean con quedarse en pelotas con una guitarra encima en el altar mayor, posibilidad, en opinión de la APIA, mucho más digna que twitear el evento y convertir la Iglesia de la Concepción en un hashtag bloguero.
Ver a un hombre de la Iglesia participar de este baile de twiter, con una novia insustancial, un marido escaneado, da mucha pena, incluso ganas de apostatar de este twit  sacramento.

ACUERDOS APIALES:

 TACHUELAS APIALES : Toda apiota que se precie afronta la temporada  con una tachuela bajo el brazo en la solapa, en los vaqueros, en la cazadora etc.
Pero lo último en sofisticación ( aquí salta la noticia) es hacerse con  insignias, chapas, distinciones militares compradas a la orilla del río Nevá.
Se trata de una primicia,  en clave.